Entorno natural

Brunete es un municipio con clima mediterráneo, con suelos jóvenes no muy profundos, dedicados a tierras de cultivo o a terreno forestal.
Entre nuestros recursos naturales cabe destacar:

– El paso del río Guadarrama (límite oriental) , que ha supuesto la inclusión de parte del municipio en el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y su Entorno, existiendo moentes preservados, principalmente de encinares.
– Monte peservado (encinar) en el límite oeste del municipio, incluido en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de los “Encinares del Río Alberche y del Río Cofio”.
– Numerosos arroyos: Cienvallejos, El Fresnedal o Los Morales.
– Formación vegetal: encinares, matorrales y retama.
– Humedal del Charco Poleo: refugio de aves migratorias donde podemos encontrar algunas especies de fauna típicas de la región, principalmente anfibios. Data de la época romana y ha sido recuperado recientemente.

RUTAS PARA CICLOTURISTAS Y SENDERISTAS
Ruta 1: Entorno histórico de la Batalla de Brunete (para senderismo). Es una ruta cultural y didáctica que transcurre por el siguiente itinerario:
– Fortines del Ejército Nacional. Configuración en forma de cruz griega (M-600), construidos en 1938. Estos puntos de defensa estaban interconectados por una galería subterránea realizada para proteger a la tropa de los bombardeos.
Configuración en forma de semicono (M-600 y M-501), construidos en febrero de 1939, enclavados en la línea sur, en los que se pueden apreciar sus seis pequeñas troneras y su entrada socavada.
– Cementerio. Fue un punto de fuerte resistencia de los republicanos durante la batalla. La mitad fue destruido durante la misma. Actualmente alberga una lápida y un monolito en recuerdo de los caídos.
– Plaza Mayor. Es el punto final de la ruta. Fue levantada tras la guerra por el arquitecto Menéndez Pidal, quien empleó el granito como elemento predominante.

Ruta 2: Campiña, encinares y riberas del Guadarrama Medio (senda ecológica autoguiada para cicloturistas). Brunete tiene el privilegio de contar en su municipio con varias de las rutas que conforman la red de sendas del parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama y su entorno. Estas sendas pueden realizarse a pie, en bicicleta o a caballo, son:
– De Brunete al río Guadarrama. Se trata de una ruta circular, con inicio y fin en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. La ruta es llana, recorriendo campos de cultivos y encinares.
– De Brunete a Navalcarnero por el río Guadarrama. Es una ruta larga y llana. El camino discurre paralelo al río, entre campos de cultivo de secano retamares donde pueden observarse conejos y perdices.
– De Villanueva de la Cañada a Brunete. Se trata de una ruta llana en la que se pueden observar los encinares y caminos del encinar que transcurren entre ambos pueblos.

Ruta 3: Las Brunetas (para bicicleta de montaña). Como testigo del primer asentamiento de población en Brunete, queda el paraje conocido como Las Brunetas, extensión de terreno que llega hasta el Camino de Palomero, donde se encuentran los antiguos pozos (los palomeros).

El circuito tiene 26,60 kilómetros de recorrido, y está compuesto por 3 bucles señalizados por distintos colores: verde, azul y rojo, dependiendo de la dificultad. Todos los circuitos comienzan y finalizan en el Polideportivo municipal de Brunete.

RUTA DEL TORO BRAVO
Brunete se halla dentro de una de las 3 rutas correspondientes a la iniciativa “Madrid Ruta del Toro bravo” puesta recientemente en marcha por la Comunidad de Madrid, tras firmar un convenio con catorce ganaderías de trece municipios de la región de Madrid.

La tercera de esas rutas discurre por: Brunete, El Escorial, Colmenar del Arroyo y Valdemorillo. La ganadería “Dehesa del Guadarrama”, ubicada en Brunete ha sido incluida en esta ruta y puede ser visitada por los turistas. Es propiedad del ganadero Felipe Garrigues.

Los servicios que ofrecen a los visitantes, cada una de estas ganaderías que conforman la Ruta del Toro Bravo, pueden variaren cada caso, pero incluyen, generalmente, actividades como los recorridos en todoterreno por las fincas para ver las reses en su hábitat natural con la compañía de un experto que explique los procesos de selección de la raza, la vida en la finca y el trabajo que conlleva. También pueden acoger capeas y tentaderos, clases de toreo o de monta a caballo, celebración de tertulias taurinas o de encuentros de peñas o actos varios compatibles con el medio natural y las dehesas en las que se ubican estas instalaciones.